Villordo presenció la asunción del nuevo Obispo

El intendente municipal de Quilmes Sergio Villordo, participó ayer por la mañana en la iglesia Nuestra Señora de la Guardia del acto de asunción del padre Juan Carlos Romanín, perteneciente a la comunidad Salesiana, como nuevo obispo de la Diócesis de Río Gallegos, sucediendo al padre Alejandro Buccolini.

En la Consagración Episcopal estuvieron presentes el cardenal Jorge Bergoglio, y el obispo de Quilmes, monseñor Luis Stoclker, entre otras autoridades eclesiásticas, como así también el gobernador de Santa Cruz, Sergio Acevedo.
El intendente calificó a la jornada como “realmente conmovedora”, debido a que “para mí fue la primera vez que puedo presenciar la ordenación de un padre obispo”, y consideró que “es un verdadero un orgullo para toda la comunidad de Bernal”.
“Realmente es una valoración para toda la comunidad Salesiana, para nuestra ciudad en lo que respecta a las figuras que hoy nos estuvieron visitando: desde el cardenal Bergoglio, una figura que fue ‘papable’, está entre los más reconocidos, junto con los obispos que pertenecen a las diferentes Diócesis, hasta el gobernador de Santa Cruz”.
El padre Romanín estará a cargo de la Diócesis de Río Gallegos, que es la más grande del país. Villordo remarcó “tantos años de formación importantes en la zona, monseñor obispo ha pertenecido tanto a Avellaneda como a Quilmes y tantos años de trabajo los ha valorado toda la comunidad”.
La presencia de integrantes del Concejo Deliberante, entre ellos el presidente, Fernando Rizzi, y Roberto Gaudio, fue puntualizada por el Jefe Comunal, porque “hay que mostrar no sólo la decisión política del Intendente, sino también de un cuerpo legislativo como corresponde. Eso también marca la seriedad del distrito hacia afuera”.
“Hubo un quiebre que se dio en terminar con tanta política estática de concejales que no aportaban nada y trataban de ingresar en un sistema prebendario”, dijo Villordo, y agregó que “la oposición no es oponerse por la oposición misma, sino ver las cosas buenas y criticar las malas”.
El obispo Romanín calificó el momento como “un regalo de Dios muy fuerte” y aseguró que encara su nueva tarea “con muchas fuerzas, con el cariño de toda la gente y tratando de caminar con ellos”.
Además afirmó que su trabajo con los jóvenes le dio “muchas alegrías, y compartí también sus dolores”. La presencia de autoridades como el intendente municipal y el gobernador “es una satisfacción especial”, porque consideró que “son atenciones y delicadezas que hay que subrayarlas”.
El gobernador de Santa Cruz, Sergio Acevedo, manifestó que “estamos muy felices y agradecidos a Dios, porque primero Romanín viene a reemplazar a un gran pastor que ha sido monseñor Buccolini, y después sabemos de todo el compromiso, de todo el trabajo y del amor del padre Juan Carlos”.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: